Loading...
Publicaciones / Territorio29 diciembre, 2017

El alcance y significado del discurso cartográfico

La función principal de los mapas es representar un fragmento de la realidad de la tierra, es decir, poder estar “en lugar de”. Pero además, los mapas constituyen un discurso cartográfico sobre los territorios, y como todo discurso, tiene su propia retórica y sistema de signos.

La cartografía es una disciplina que se nutre de conocimientos provenientes desde la geografía, historia, matemática y geometría, física, antropología, política y también desde el arte. Sus productos, los mapas, se consolidan como una representación científica e ideológico-cultural de una sociedad en un tiempo y espacio dado. Por esto mismo, y más allá de su carácter gráfico, los mapas se pueden leer como discursos convencionales que contienen en sí consensos estéticos y políticos para su entendimiento.

Acorde al investigador independiente del Conicet, Darío G. Barriera, un mapa puede leerse más allá de sus rasgos geomorfológicos o topográficos: un mapa es el resultado de acuerdos vigentes al momento de su elaboración. Las convenciones, es decir, los consensos tácitos entre los miembros de una sociedad son construcciones; en algunos casos, son imposiciones. Por ello, y para el autor, uno de los supuestos a desenterrar es que los mapas son reproducciones fieles de un lugar determinado.

“Los mapas constituyen un discurso gráfico sobre los territorios que, por lo demás, dice cosas que alguien (un sujeto individual o colectivo) quiere transmitir sobre ese territorio. Es un discurso”, describió Barreiro quien es Doctor en Historia por la parisina École des Hautes Études en Sciences Sociales y Licenciado en Historia por la Universidad Nacional de Rosario y tiene un gran recorrido, particularmente, en ciencias sociales e historia, durante un curso sobre “Cartografías del Poder y Geopolítica del Conocimiento” organizado por el Ministerio de Defensa de la Nación en 2013.

Por ejemplo, una pregunta que puede rondar ante esta cuestión es por qué los planisferios que se utilizan con frecuencia en colegios tienen el “punto cero” en el océano, es decir, el centro óptico está en el meridiano de Greenwich (meridiano que se toma como origen en el cual se mide la longitud, este u oeste) y su cruce con el Ecuador (paralelo que divide la latitud en norte y sur). O por qué el territorio de Groenlandia y África parecen del mismo tamaño, mientras que el continente africano es bastante más grande.

Siguiendo con la idea del investigador, muchos mapas que se utilizaron en distintos contextos históricos fueron adoptados como incuestionables, o como verdades irrefutables e imposibles de ser contradichas. Vale recordar que hasta hace un poco más de cinco siglos, la tierra era representada en base a la cosmovisión de que el universo giraba en torno al planeta, el cual era plano y estaba sostenido por criaturas mitológicas.

Además de la imagen cartográfica, los mapas suelen llevar impresos los nombres de los lugares, es decir, la toponimia. Durante el arribo de los europeos al continente americano, ante el temor y desconocimiento de las nuevas tierras para los primeros, se optó por bautizar con nombres católicos puertos y tierras que iban sumando a la Corona española en un afán de sentir protección, o bien, pertenencia.

Ahora bien, además de la influencia política y social, la evolución tecnológica y los métodos de representación cambiaron radicalmente la cartografía contemporánea. Gracias al desarrollo de la informática, se transita por un cambio de paradigma en relación a la elaboración de productos más complejos, precisos y desarrollados.

Así, surgió una nueva ciencia, la geomática (geo, “Tierra”, y mática, “informática”), que se ocupa de la gestión de información geográfica mediante la utilización de tecnologías de la información y la comunicación.

“No existe un solo mapa que no sea el resultado -consciente o inconsciente- de acuerdos vigentes”, compartió Barriera. En Argentina, el Instituto Geográfico Nacional (IGN), es el organismo encargado de la representación oficial del territorio nacional y de la elaboración de los marcos normativos para su realización, mediante la obtención de información geográfica precisa, oportuna y concisa, imprescindible para el desarrollo integral del país.

Los mapas confeccionados por la Subdirección de Cartografía y Sistema de Información Geográfica son insumos para diferentes relevamientos provinciales o nacionales. Despojados de cuestiones topográficas, invitan a reflexionar sobre las dinámicas poblacionales acontecidas en la provincia de Córdoba desde que se comenzaron a trazar las primeras cartografías.

Historial de Publicaciones de

2018-09-13T11:07:57+00:00